Marista en Puerto Rico

COLEGIO MARISTA DE GUAYNABO (1963)

La salida de Cuba favoreció la llegada de los Hermanos Maristas a Puerto Rico.

Un grupo de familias puertorriqueñas deseaban un colegio católico de calidad, masculino y que impartiera la enseñanza desde la elemental.

El señor Víctor García, exalumno marista de España, sugirió que los HH. Maristas serían una excelente opción para satisfacer la inquietud de esas familias. Con esta finalidad cursaron una invitación al superior provincial, con sede en Guatemala, para que visitara P. Rico y conociera personalmente la situación.

Cuando el H. David Mediavilla, enviado por los superiores, llegó a San Juan se encontró con un “Comité pro-fundación del Colegio Marista de P. Rico”, entre cuyos miembros cabe destacar al propio Víctor García, al Ing. Eduardo Fossas y al Lic. Eladio Rodríguez. Este comité tenía estudiadas y prácticamente resueltas las principales dificultades que el H. David le iba presentando.

Con el informe positivo del H. David, el consejo provincial marista aprobó la nueva fundación en Puerto Rico. El 11 de noviembre de 1963 el propio H. David se trasladó a la Isla para hacer los preparativos de la nueva presencia marista en Borinquén.

En 1964 se nombró la primera comunidad de Hermanos. Los primeros en llegar, aparte del H. David, fueron los HH. Marcelino del Amo y Silvio Salicrup. En el mes de agosto se incorporaron los HH. Bernardo Pérez, Latino Merino, Juan Arconada y Angel Rueda. Unos meses más tarde se completó la Comunidad con la llegada del H. Antonio Galdeano. Este grupo de Hermanos fundadores se instaló, en agosto de 1964, en una casa alquilada, propiedad de don Jorge Ramírez de Arellano, en el barrio de Villa Caparra, jurisdicción de Bayamón.

El Colegio se inició con seis salones, de Primero a Sexto Grados, y un total de 180 estudiantes. Había numerosos alumnos de familias cubanas, que habían conocido a los Hermanos en Cuba.

Los locales eran sumamente sencillos. Como la casa era pequeña se hicieron salones prefabricados, de cartón piedra y madera, que no ofrecía muchas comodidades. Sin embargo, la dedicación de los Hermanos, el entusiasmo de los alumnos y el interés de los papás suplieron con creces todas las limitaciones.

El segundo año se habilitaron dos salones más debido a la creciente demanda de matrícula. Al mismo tiempo se comenzó a pensar en la adquisición de un terreno amplio donde poder construir unas modernas facilidades.

Como los medios económicos eran muy escasos, debido a la expulsión de Cuba, la directiva de la Asociación de Padres propuso una colaboración adicional por familia de mil dólares, como fondo de construcción, que resultó muy importante en el desarrollo del futuro colegio que se proyectaba.

En el año 1967 se adquiere una finca en el término denominado “Alturas de Torrimar”, del municipio de Guaynabo (aunque en realidad pertenece a Bayamón), al final de la Avenida Santa Ana. Al año siguiente se inicia la primera fase del Colegio con el edificio de tres pisos que alberga ahora a la Escuela Superior. A él se trasladan los 450 alumnos albergados en los locales de Villa Caparra. El Colegio Marista había aumentado más de cien estudiantes por año.

Con el paso de los años este centro educativo ha visto multiplicar sus instalaciones de manera prodigiosa. Construcción de la Elemental, Gimnasio, Cafetería, Capilla, Intermedia, Oficinas, salones de todo tipo, Preescolar, Edificio Rivat para actividades, cancha cubierta, modernos laboratorios, etc. Se trata de un colegio de lo más completo que se pueda desear, que se renueva continuamente. Cabe mencionar que la cuota “Pro Fondo de Construcción” dejó de cobrarse al principio de los años ochenta. La calidad de su educación y los medios pedagógicos de que dispone son tan abundantes que, unido a unas colegiaturas muy razonables, hace que no haya sufrido escasez notable en su matrícula. Actualmente ronda los 1500 estudiantes.

En 1983 se cambió de política con la admisión de alumnado femenino en calidad de coeducación. Tenemos que decir que la medida ha sido enormemente positiva tanto para los varones como para las féminas. Actualmente sería muy difícil pensar en un centro educativo exclusivamente para varones. La coexistencia de ambos sexos ha favorecido grandemente la naturalidad en las relaciones, la participación en numerosas actividades, la vivencia tranquila y serena de la disciplina y el trabajo escolares.

El hecho de involucrar a las familias en el quehacer educativo ha enriquecido enormemente a todos, de tal suerte que todos se sienten corresponsables en esta delicada tarea. Y la respuesta positiva ha sido una constante de los padres de familia a lo largo de los años. Los padres no estorban sino que son un elemento valiosísimo en la educación de sus hijos.

Pero el Colegio Marista no se duerme en sus laureles. Además de disponer de lo último en tecnología educativa implementa una serie de programas para el mejoramiento de padres, docentes y alumnos. Favorece igualmente la creación de una verdadera familia mediante un gran número de actividades que promueve para toda la familia marista.

Mencionamos los directores que ha tenido el Colegio a lo largo de su historia. Hermanos David Mediavilla (fundador), Feliciano Merino, Juan Arconada, Silvio Salicrup, Juan Arconada (segundo periodo), Hilario Martínez, Felipe Vegas, Ricardo Herrero y Salvador García.

Para el curso 2011-12 se nombró a la Sra. Annabel Correa como directora del Centro Educativo, quedando el H. Salvador como representante institucional del mismo.

Quiera el Señor y nuestra Buena Madre que en todo momento el Colegio Marista no se aparte de la filosofía y valores que alimentaron la creación del mismo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s